La organización de una boda está llena de preparativos y decisiones. Algunas decisiones se toman rápidamente o se tienen claras desde el primer momento, pero hay otras decisiones que deben ser bastante meditadas y una de ellas es la elección de los testigos de boda.

Los testigos de boda son las personas que firman y dejan constancia de vuestro matrimonio. Ellos estarán presentes en la lectura del acta y firmarán como que ésta se ha llevado a cabo. Serán personas que seguramente tendrán un lugar privilegiado en la ceremonia y también un papel activo el día de la boda porque son personas muy importantes para vosotros.

Hoy en Lledó encant os queremos dar unos pequeños consejos para elegir vuestros testigos de boda de forma adecuada:

  • Lo primero que debéis saber es cuántos testigos de boda podéis tener. Como mínimo, siempre son dos, uno del novio y otro de la novia. Este número puede variar y quizás podáis tener más, por lo que debéis informaros en el juzgado, en el Ayuntamiento o en la iglesia de cuántos testigos tenéis que llevar.
  • Una vez ya sabéis cuántos testigos podéis tener, hay que decidirse. A la hora de la elección hay que pensar en personas que son especiales para vosotros. Un amigo íntimo de toda la vida, vuestros hermanos, primos… que ocupen un lugar especial en vuestras vidas. Tenemos novios que eligen a esas personas que vieron empezar su historia de amor muy de cerca, otros que siempre han tenido claro que serían sus hermanos. Cada uno debe elegir a esas personas que les acompañan día tras día.
  • Además de especiales, los testigos de boda deben ser personas de confianza. Personas que siempre han estado a vuestro lado y que sepáis que por más años que pasen, siempre estarán ahí. Están firmando un documento muy importante, que es el de la unión de vuestro amor y vuestras vidas. ¡No es cualquier cosa!
  • En ocasiones puede ser que os veáis “obligados” por compromisos. La elección del testigo de boda es una decisión importante, por lo que deben ser decisiones meditadas en las que no sintáis ninguna presión. Debe ser lo que os nazca del corazón, nunca lo que se os exija o lo que pensáis que hay que hacer para no quedar mal. Pensad que os podríais arrepentir de no haber elegido a quien realmente queríais.
  • Intentad hacer la elección de forma conjunta y no caer en la tentación de elegirlos de forma individual. Son las personas que firmarán como testigos de vuestro matrimonio, por lo que deben ser personas especiales para ambos. No tendría mucho sentido elegir a alguien que no congenia con tu pareja o que ni siquiera conoce.
  • Por último, os proponemos ser originales y comunicarlo de una forma especial. Invitad a cenar a vuestros testigos y hacedles un regalo para darles a conocer vuestra decisión. ¡Seguro que se emocionan! ¿A quién no le gusta ser testigo de un momento tan bonito como es una boda?

En Lledó encant estamos presentes en muchos enlaces, y la elección sincera de los testigos hace que durante la ceremonia todo sea mucho más emotivo. Recordad que seguramente vuestros testigos de boda tengan algunas palabras para vosotros en la ceremonia y sus palabras serán mucho más sinceras si son personas especiales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies