Una boda es una cosa de dos, sin embargo, la realidad es que ese día la novia es el centro de todas las miradas. Por eso, es muy importante que te sientas lo más cómoda posible y que tu look te dé esa confianza que necesitas ante tal expectación. Uno de los puntos clave para realzar esa seguridad será tu makeup, ¿quieres saber cuáles son los errores de maquillaje que debes evitar? Pues atenta a los consejos que hemos recopilado desde Lledó encant:

  1. Cuida tu piel. Tu maquillaje nunca se verá bonito si tu piel no está cuidada. Seguir una rutina básica facial de tres pasos (limpiar, tonificar e hidratar) mejorará el aspecto de tu piel, tu tez se verá más luminosa y permitirá que el maquillaje se difumine mejor. Además, durante los meses previos puedes realizarte algún tratamiento estético que ayude a mejorar el aspecto de tu rostro como una limpieza facial, unos días antes de la boda.
  2. Vigila los tiempos. Si has decidido optar por hacerte algún tipo de tratamiento, consulta con un especialista cuándo es el mejor momento para hacértelo. Algunos de ellos, ya sean faciales o corporales, necesitan unos días de reposo para que la piel alcance su estado óptimo y que no se te vea irritada. Además, el día de tu boda es muy importante que le reserves el tiempo suficiente a tu maquillaje, es mejor ir con margen por si necesitamos retocar o corregir cualquier detalle. Si has contratado un profesional para que te maquille, tranquila, se asegurará de citarte con el suficiente tiempo para dejarte perfecta.
  3. Elige bien tu tono de base. La vía rápida para alcanzar un espectacular moreno adquirido en las mismísimas Bahamas no es una opción. Elegir un tono de base más oscuro es uno de los mayores errores de maquillaje que podrías cometer. Escoge uno que vaya acorde tanto con el tono de tu rostro como con el del resto de tu cuerpo. Aunque te veas muy guapa con unos tonitos de más, te aseguramos que, en conjunto, el resultado se verá poco armonioso. Lo mejor es la naturalidad y que no se te vea muy cambiada respecto a tu día a día.
  4. No arriesgues. Nada de elegir un maquillaje que no te represente o que no te hayas hecho anteriormente. Si te maquillas a menudo, es posible que ya sepas cuál es tu estilo. Muchas novias piensan que deben llevar un maquillaje nude o estilo “cara lavada” el día de su boda a pesar de ser una opción por la que no se decantan en su día a día. Es importante que no te sientas disfrazada, sé fiel a tu estilo aunque eso signifique no ser una “novia tradicional”. Y si por el contrario no sueles maquillarte, no experimentes el día de tu boda con colores y técnicas que no has llevado nunca: tan solo conseguirás sentirte extraña. En este caso, los colores neutros serán tus grandes aliados.
  5. Con sutileza, por favor. En la medida de lo posible, evita no recargar el maquillaje con los polvos bronceadores o con el colorete. Estos productos tienen que estar bien difuminados para que el resultado se vea bonito. Es cierto que para que el maquillaje retrate bien en fotografía tendrás que subir el tono de estos productos un pelín para que no se pierdan con el flash, pero siempre sin exagerar.
  6. No olvides las pruebas de maquillaje. Aunque te maquilles tú misma el día de tu boda, no debes olvidar realizar varias pruebas de maquillaje. ¿Por qué son importantes estas pruebas? Lo primero, para ver cómo te sientes con el maquillaje y así saber si es el adecuado o si hay que modificar algunos detalles. Además, también te puede servir para saber si alguno de los productos te produce alguna alergia, si funcionan bien en tu tipo de piel y si el maquillaje te aguanta bien a lo largo de las horas. Si te maquilla un profesional es genial que te pueda hacer una prueba doble, es decir, media cada de cada manera, de forma que puedas comparar cómo te sienta cada estilo de maquillaje.
  7. El spray fijador será tu mejor amigo. Si no estás familiarizada con el mundo del maquillaje, el spray fijador es una especie de laca que se utiliza para prolongar la duración del maquillaje. Existen tanto hidratantes, ideales para pieles normales y secas, como matificantes, pensados para pieles mixtas y grasas. Pero sin duda, lo mejor de este producto es que elimina la sensación de estar recargada con polvos: la bruma del spray integra todos los productos que has aplicado en el rostro entre ellos y el resultado es un efecto “segunda piel”.

Al final, lo más importante es que el maquillaje que elijas te haga sentir bien y represente fielmente el tipo de novia que eres. Te guste más o menos el maquillaje, investiga por Internet, empápate de ideas que crees que podrían adaptarse a ti y preséntaselas a un buen makeup artist para que pueda aconsejarte. Ellos sabrán qué maquillaje es el que más te favorece de acuerdo a tus facciones y tu estilo propio. Y recuerda, en Lledó encant pensamos que una gran sonrisa siempre es el mejor maquillaje.

Fotografía: Frank Palace Fotografía

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies